Posteado por: sinopacidad | noviembre 8, 2008

Es el municipio de Puebla más transparente que el estado

Ernesto Aroche Aguilar | e-Consulta

El 17 de julio pasado la aplanadora priista en el Congreso local aprobó una reforma a ley de transparencia de poco alcance –según análisis de expertos en la materia –, sin embargo a tres meses de ello el gobierno estatal que encabeza Mario Marín Torres no ha aplicado las modificaciones mínimas exigidas y mantiene una política de opacidad informativa.

Diferencias con otros estados

* El gobierno de Aguascalientes, con un sistema electrónico propio tiene registradas 1 702 solicitudes, en lo que va de 2008

* Tabasco permite observar como información de oficio los gastos en viáticos y gastos de representación

* Colima tiene en su página web las bitácoras de vuelo del gobernador

* Tamaulipas tiene un listado de los vehículos oficiales, con número de placa, año y modelo

En Puebla el gobierno del estado ha buscado mantener bajo resguardo toda esa información, en algunos casos lo ha logrado, en otros todavía se espera que se resuelvan algunos recursos de revisión.

A contrapelo el gobierno municipal de Blanca Alcalá no sólo se muestra como el municipio con mayores avances en transparencia en la entidad, además muestra un mayor conocimiento del tema y una voluntad por atender las peticiones de información ciudadanas.

El ayuntamiento no sólo reporta diez veces menos recursos de revisión –recordando que estos se inician cuando el solicitante considera que la información que le proporcionó el sujeto obligado no está completa o no corresponde con lo solicitado–, además ha atendido y respondido peticiones que el gobierno marinista ha clasificado como información reservada.

Ejemplo de ello fue las respuestas que se otorgaron a la solicitud para conocer a detalle los gastos erogados en las últimas salidas a España de Marín y Alcalá. Conocer los montos y los integrantes de las comitivas no fue complicado, hubo que esperar diez días hábiles y su prórroga, para saber que el estado había gastado 40 por ciento más que el ayuntamiento con el mismo número de integrantes de la comitiva, pero por menos tiempo. Las visitas se realizaron en los mismos días.

La comitiva del gobernador estuvo compuesta por tres secretarios de estado, el periplo duró cinco días —del 12 al 17 del mes señalado— y costó 238 mil 205 y 30 centavos; el viaje de la presidenta municipal incorporó también a tres acompañantes, dos funcionarias de gobierno, una regidora panista, e implicó once días —del 12 al 23— costando sólo 168 mil 206 pesos y 55 centavos.

A nivel estatal no hubo más avance, el gobierno clasificó como reservados por 12 años los documentos comprobatorios del gasto realizado en dicho viaje argumentando que de “revelarse pueda causar perjuicio o daño a las funciones públicas del Estado”, pero no se queda ahí, la reserva se extiende sobre “la información y documentación contable, presupuestal, fiscal y demás comprobatoria del ejercicio del gasto”.

En cambio la administración municipal entregó de manera puntual y sin reticencias dicha información y fue más allá no sólo puso al alcance del solicitante las copias de las facturas, tickets y notas de remisión –como se le solicitó–, además envió a través del sistema Infomex (un sistema electrónico que promueve el IFAI como el estándar para todo el país) cinco archivos electrónicos, una relación diaria del gasto por cada uno de los integrantes de la comitiva y un reporte de actividades por funcionario

Rendición de cuentas

“El manejo de los recursos públicos es nivel uno de transparencia”, asegura sin titubeo Josefina Buxadé Castelán, comisionada de Transparencia en Puebla cuando se le cuestiona sobre la decisión gubernamental de reservar la información puntual sobre el desglose de gastos y sus documentos probatorios.

Las diferencias e intereses entre una y otra administración son mucho más claros cuando se observa la actualización de los portales electrónicos gubernamentales. El ayuntamiento cumple, con algunos asegunes, con los 14 puntos de información obligatoria –de “oficio”– que se establecieron en la reforma priista a la ley de transparencia estatal.

El gobierno marinista en cambio, a tres meses de publicado el decreto en el Periódico Oficial del Estado, se ha olvidado, de cumplir con las nuevas disposiciones, y sólo reconoce 12 apartados, que se cumple a medias en muchos de sus puntos, o de plano se incumple como sucede en el apartado VII, referente a la información de “Concesiones, permisos y autorizaciones, arrendamientos, licitaciones y convocatorias”.

En ese punto, las páginas de transparencia del gobierno marinista sólo contienen un escueto “no se tienen contratos de arrendamientos celebrados”, o en su defecto “No aplica, esta Dependencia / Entidad no otorga Concesiones, Permisos y Autorizaciones”.

Por lo que hace a los concursos de adquisición y prestación de servicios envía al solicitante al sistema Compranet y recomienda seguir unas ligas que no llevan a ninguna parte. Las actualizaciones reportadas son del 9 de febrero de 2006.

Por su parte el ayuntamiento ofrece los listados de los contratos de arrendamiento, con el desglosado de pago mensual, nombre o razón social del propietario, vigencia del contrato. Lo mismo por lo que hace a contratación de Servicios y Adquisiciones.

Las diferencias más claras y las observaciones correspondientes punto por punto se observan en la siguiente tabla

Lo que se observa con esto es que el gobierno estatal no cumple con los mínimos básicos de la transparencia, y al no hacerlo lo único que provoca es ponerle piedras a la democracia, pues son múltiples los autores que reconocen que la transparencia es un elemento fundamental de la democracia.

José de Jesús Gudiño Pelayo, magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación escribía en mayo de 2004 “aun cuando transparencia y democracia evidentemente no son sinónimas, transparencia evoca democracia y democracia evoca transparencia, aunque se trate de una democracia en proceso de construcción”.

Recursos de revisión

Y si en la información de oficio hay diferencias, las distancias se vuelven abismales cuando se observan las solicitudes que se han recibido, el gobierno del estado a través de su Módulo de Acceso a la Información Pública del Estado (Maipep) —el sistema electrónico propio— y el ayuntamiento mediante el Infomex —el sistema estandarizado que promueve el IFAI en todo el país—.

Así, mientras el estado solo reporta este año 649 solicitudes de información, el ayuntamiento ya contabiliza 793, es decir 22 por ciento más. En cambio a nivel de recursos de revisión la administración marinista acumula ya 26, en tanto que la alcaldía solo ha recibido cuatro.

La diferencia entre los dos número es abismal, sobre todo cuando se mira en términos porcentuales, a ese nivel el estado ha reportado cuatro recursos de revisión por cada 100 solicitudes, mientras que para el ayuntamiento en ese mismo comparativo sólo alcanza el 0.3 por ciento

La transparencia, inacabada

Blanca Lilia Ibarra, comisionada de Transparencia en el municipio, reconoce que la transparencia, en cualquier orden de gobierno, es un “proceso inacabado”. Y tan inacabado es que en el apartado III de la información de oficio sólo se integran tabuladores generales, incluso en lo que corresponde al salario de la presidenta municipal.

Según la información de la página municipal la alcaldesa gana entre 60 mil y 70 mil pesos según el tabulador salarial, a pesar de que difícilmente la remuneración podría fluctuar, pues es sólo una persona quien ocupa ese puesto.

Y no son los únicos problemas que enfrenta. El reportero Yonadab Cabrera presentó dos solicitudes de información sin obtener los datos solicitados.

Según la solicitud 54508 se pidió a la Secretaría de Gobernación Municipal “información sobre los asesores del secretario de gobernación, Juan de Dios Bravo Jiménez y cuanto cobran por estas asesorías”.

La respuesta fue la siguiente: “en la Secretaría de Administración y Tecnologías de la Información, no existe a la fecha ningún contrato firmado por asesoría para el Secretario de Gobernación Lic. Juan de Dios Bravo Jiménez. Sin más por el momento, quedo a sus órdenes”, firma “El enlace de la UAAI de la Secretaría de Administración y Tecnologías de la Información”.

Lo extraño es que la solicitud, como se puede ver en la cuenta Infomex del reportero es que la solicitud se dirigió a la Secretaría de Gobernación y no la Secretaría de Administración y Tecnologías de la Información. El reportero no interpuso su recurso de revisión.

El proceso, como reconoce Blanca Lilia Ibarra, está inacabado. El ayuntamiento poblano podrá ser el mejor calificado en las mediciones que realiza periódicamente la organización Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra), pero se encuentra todavía lejos del primer lugar.

El ayuntamiento de San Pedro Garza García, logró en la última medición Cimtra 98.50 puntos de 100 posibles, el ayuntamiento capitalino apenas 82.75, casi 15 puntos de diferencia entre uno y otro. Y es que mientras que el cabildo regio tiene como información de oficio 20 apartados, la administración alcalista sólo alcanza los 14.

Es de reconocerse que la situación no es responsabilidad municipal, en las reformas aprobadas el 17 de julio pasado los diputados priistas no quisieron ir más lejos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: