Posteado por: sinopacidad | febrero 12, 2008

Cero transparencia en la elección del IFE

Línea abierta

Josefina Buxadé Castelán*

El jueves 7 se dieron a conocer los nombres de los tres nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE): Benito Nacif, Marco Baños y Leonardo Valdés. Este último como presidente.

Las designaciones no representan ninguna sorpresa para quienes saben cómo se han tomado siempre estas decisiones. Nada ha cambiado: consejeros a modo que no cuestionarán, que no serán incómodos, que mantendrán el status quo, y que no legitimarán ni limpiarán el nombre del IFE. Consejeros que no son garantía para los ciudadanos, sino para los partidos.

Por eso los eligieron, por resultar cómodos a los partidos; no por ser los mejor calificados ni por ser quienes tengan más claro qué es lo que necesita el IFE en estos momentos.

El proceso de selección, como ya lo habíamos comentado, tenía visos de ser abierto, democrático y transparente. Pudo haberlo sido; porque había material. Lo que no hubo fue voluntad política para ciudadanizar al Instituto y dar el salto cualitativo que tanto se requería.

Las negociaciones fueron a puerta cerrada. En diciembre hubo mayor mediatización, descalificaciones y ataques. En febrero se hizo con discreción.

Haber elegido a los mejores candidatos era importantísimo para eliminar las dudas que flotan sobre los procesos electorales. Los candidatos mejor calificados eran una garantía.

Desde diciembre se dio a conocer la lista con las calificaciones obtenidas por los contendientes. Entre los mejores, que obtuvieron calificaciones entre 4 y 4.6 estaban (de acuerdo con información publicada en http://www.voluntariosdelacomunidad.org):

1.- Víctor Manuel Alarcón, 2.- Jaime Fernando Cárdenas, 3.- Alfredo Cid, 4.- Lorenzo Córdova, 5.- Francisco José de Andrea, 6.- Virgilio Rivera, 7.- José Florencio Fernández, 8.- Alfredo Figueroa, 9.- Genaro David Góngora, 10.- Jorge Eduardo Navarrete, 11.- Francisco José Osornio, 12.- Javier Santiago, 13.- Ezra Shabot 14.- Leonardo Antonio Valdés, y 15.- Citlalli Villafranco.

En este primer bloque, Leonardo Valdés ocupa el lugar 14. Jaime Cárdenas (exconsejero electoral del Consejo General del IFE); Lorenzo Córdova (coordinador del área de Derecho Electoral del IIJ, y exasesor de Woldenberg); Genaro Góngora (exministro presidente de la Suprema Corte de Justicia) y Alfredo Figueroa (consejero del Consejo Local de IFE en Puebla) están en mejores lugares; y no me cansaré de repetir que Góngora y Figueroa hubieran sido presidentes idóneos del IFE.

Marco Baños ocupó el lugar 31 y Benito Nacif el 35 (ambos en el bloque de quienes obtuvieron entre 3 y 3.4 de calificación). Baños fue apoyado por el PRI y Nacif por el PAN. En teoría la presidencia era para el PRD, que en las últimas negociaciones, de acuerdo con información de Proceso, dio dos nombres: Leonardo Valdés y Alfredo Figueroa.

Leonardo Valdés tiene el mérito de haber sido asesor de Felipe Calderón cuando el ahora presidente coordinó al grupo parlamentario de Acción Nacional (2000-2003). No sólo eso, también tiene el mérito de haberse opuesto al registro de la candidatura de López Obrador, en el 2000, para jefe de gobierno del Distrito Federal. Y, finalmente, votó en contra del dictamen de fiscalización de gastos de campaña de Santiago Creel. Llega a presidente del IFE, supuestamente propuesto por el PRD; pero con grandes méritos ante el PAN.

Javier González Garza, coordinador de la bancada perredista, dijo que aunque Valdés no era una de las propuestas iniciales del PRD; antes de que empezara el periodo ordinario, Héctor Larios y Emilio Gamboa se lo sugirieron.

A principios de febrero, había un acuerdo interno de que Valdés no podía ser la propuesta del PRD; y González Garza le comunicó a sus diputados que todos los candidatos del PRD estaban siendo vetados por el PAN y el PRI, salvo Alfredo Figueroa, que entraría con Lorenzo Córdova y Mauricio Merino.

A González Garza el PAN lo convenció mejor que sus propios compañeros de partido. Pasó por encima de un acuerdo interno para doblegarse a los intereses del PAN y a los méritos panistas de Valdés. ¡Ah! y cómo olvidarlo, el mérito perredista de Valdés Zurita es haber sido esposo de Laura Iztel Castillo, hija de Herberto Castillo. Razones más que suficientes para que ahora sea el presidente del IFE, en teoría propuesto por el PRD.

Como dijo el diputado Juan Guerra, se consiguió colocar en los puestos clave del IFE a “consejeros de medio pelo”: de bajo perfil, sin experiencia en puestos de alta responsabilidad; sino en cargos de segundo nivel. Particularmente Valdés Zurita, en los diferentes puestos que ha tenido, se ha mostrado débil, tibio, autocontenido.

Con estos nuevos consejeros y presidente ganan los partidos (sobre todo el PRI y el PAN –en ese orden-) y pierden los ciudadanos, el IFE y la democracia.

*Josefina Buxadé Castelán es comisionada de la Comisión para el Acceso a la Información Pública, <!– var prefix = ‘ma’ + ‘il’ + ‘to’; var path = ‘hr’ + ‘ef’ + ‘=’; var addy48743 = ‘josefina.buxade’ + ‘@’; addy48743 = addy48743 + ‘caip’ + ‘.’ + ‘org’ + ‘.’ + ‘mx’; document.write( ‘‘ ); document.write( addy48743 ); document.write( ” ); //–>\n josefina.buxade@caip.org.mx . Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad de la autora y no necesariamente reflejan la postura de la CAIP. <!– document.write( ‘‘ ); //–> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla <!– document.write( ” ); //–>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: